Sexo

Esto es lo que te pierdes si tienes relaciones sexuales con alguien demasiado pronto

¿Cuántas citas antes del sexo si quieres intimidad y una relación sana?

Tener relaciones sexuales demasiado pronto con alguien que acaba de conocer puede reducir sus posibilidades de tener una relación con esa persona.

El mejor sexo no se trata solo del acto físico de tenerlo. Es el baile que ocurre antes, durante y después.



RELACIONADOS: Por qué dormir con él demasiado pronto podría arruinar tu oportunidad de tener el amor verdadero



posturas de yoga sexy

Hay algo mágico, embriagador y francamente sexy en la acumulación antes de irse a la cama con alguien.

Si el encuentro va a ser tremendamente apasionado y verdaderamente íntimo, entonces el baile de acercarse el uno al otro a través de conversaciones íntimas y profundas, coqueteo sugerente y sesiones de besos largos y persistentes que insinúan lo que está por venir, es la clave.



Todos hemos sido culpables de entregarnos a alguien demasiado pronto y luego lo lamentamos.

Con aplicaciones de citas populares como Tinder y Bumble a las que muchas personas se refieren en broma como sitios de 'conexión', más personas que nunca se lanzan a la cama en la primera cita, esperando tener un buen sexo. Diré que hay algo realmente especial que nos estamos perdiendo al hacer esto.

Perdemos la acumulación erótica.



Nos privamos de la experiencia de ir en parte, pero no del todo. No podemos acostarnos en la cama un sábado por la mañana fantaseando sobre cómo podría ser la experiencia real de hacer el amor con la persona en función de la intimidad física que ya hemos compartido con ellos hasta ahora.

Primero, perdemos el tiempo para generar confianza, conexión emocional y un nivel de comodidad entre nosotros. Y estos son ingredientes clave para tener sexo increíble con alguien.

En cambio, primero satisfacemos las necesidades físicas de nuestro cuerpo. Quedamos atrapados en un frenesí acalorado de respiración pesada y abandono imprudente porque, en este momento, se siente tan malditamente bien.

Hasta los días posteriores al encuentro, cuando no se siente tan bien como esa noche porque no sabemos dónde estamos con la persona y aún no nos hemos tomado el tiempo para tener esa conversación. Y a menudo sentimos que tal vez deberíamos haber esperado un poco más para construir esa confianza.

citas de hombre fuerte

Tener intimidad puede agregar una dinámica completamente nueva y deliciosa a su relación, ya sea una nueva o una que se ha estado cocinando durante un tiempo.

RELACIONADOS: Lo que los chicos realmente piensan en ligar en la primera cita

Hoy en día, cada vez más personas se ocupan mucho antes que nunca en una relación. Pero, a veces, agregar sexo a la mezcla demasiado pronto puede complicar las cosas mucho más de lo que esperamos.

No estoy sugiriendo en absoluto que dos adultos que consienten con toneladas de química y que están deprimidos por una relación sexual sin ataduras no deberían hacerlo. Si funciona para usted y ambos están en la misma página, ¡genial!

Pero si está buscando una conexión más profunda con alguien o está buscando intimidad emocional además de la física, entonces tomarse el tiempo para conocerse fuera de la habitación es clave para un buen sexo.

A partir de ahí, aproveche la energía sexual entre ustedes dos. Esa energía sexual es algo que puede ser casi tan satisfactorio como el acto sexual en sí.

Y seamos honestos, algunos de los encuentros sexuales más eróticos y calientes son los que suceden en un lugar público, con la ropa puesta, mientras ustedes dos están hablando de lo que quieren hacer el uno al otro, pero que aún no han permitido. que suceda.

Son los que suceden cuando se miran con avidez el uno al otro a través de la sala de una fiesta, ambos sabiendo lo que el otro está pensando pero sin verbalizar lo que realmente quieren.

signo de la estrella de Venus

O los que suceden cuando estás entrelazado juguetonamente en el piso de la sala de estar, parcialmente vestido, explorando los puntos dulces que acabas de descubrir que excitan a tu pareja.

Son los momentos en los que se burla y sugiere y se burla un poco más sin tener relaciones sexuales en sí.

Esa es la creación de una intimidad increíble. Y de qué están hechos algunos de los mejores, más memorables y eróticos encuentros sexuales.